El Paludismo: causas, síntomas, diagnósticos, etc

Definición:

El paludismo, o malaria, es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados del género Anopheles. Se trata de una enfermedad prevenible y curable.

Causas:

La malaria se origina a partir de un tipo de parásito microscópico. El parásito se transmite a los humanos más comúnmente a través de las picaduras de mosquitos.

Ciclo de trasmisión del mosquito

  • Mosquito no infectado. Un mosquito se infecta cuando se alimenta de una persona con malaria.
  • Transmisión del parásito. Si el mosquito te pica en un futuro, te puede transmitir el parásito de la malaria.
  • En el hígado. Una vez que el parásito ingresa a tu cuerpo, se desplaza hasta el hígado, donde algunos tipos de parásitos pueden mantenerse inactivos hasta un año.
  • En el torrente sanguíneo. Cuando los parásitos maduran, abandonan el hígado e infectan los glóbulos rojos. En este punto es cuando las personas generalmente manifiestan los síntomas de la malaria.
  • Trasmisión a la siguiente persona. Si un mosquito no infectado te pica en este estadio del ciclo, se infectará con tus parásitos de malaria y puede transmitirlos a la siguiente persona a la que pique.

Síntomas:

Una infección por malaria suele caracterizarse por los siguientes signos y síntomas:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor y fatiga muscular

Otros signos y síntomas pueden incluir:

  • Sudoración
  • Dolor abdominal o dolor en el pecho
  • Tos

Diagnóstico:

La confirmación del diagnóstico se hace por la demostración de los parásitos del paludismo en frotis de sangre y en gota gruesa.

Pueden ser necesarios los estudios microscópicos repetidos cada 12 a 24 horas, por la variación del número de parásitos en sangre periférica, sobre todo en la infección por P. falciparum.

Tratamiento:

El paludismo es una enfermedad prevenible y tratable.

El objetivo primordial del tratamiento consiste en lograr la eliminación rápida y completa del plasmodio de la sangre del paciente para prevenir que el paludismo no complicado evolucione hacia la enfermedad grave, la defunción o la infección crónica, que produce la anemia relacionada con el paludismo.

Desde una perspectiva de salud pública, el tratamiento se administra para reducir la transmisión de la infección a otras personas mediante la reducción del reservorio infeccioso y para prevenir la aparición y la propagación de la resistencia a los medicamentos antipalúdicos.

Facebook Comments