La Ansiedad: causas, tratamientos, etc.

DEFINICION

Todos hemos sentido ansiedad o preocupación de vez en cuando, especialmente cuando una persona tiene que enfrentar situaciones que pueden resultar estresantes como hablar en público o ir a una entrevista de trabajo. Esto ocurre porque la ansiedad es una emoción común y normal de las personas frente a situaciones estresantes y de incertidumbre y la emoción cumple una función útil que permite adaptarnos a la vida.  Este tipo de ansiedad puede hacerte estar alerta, ayudándote a ser más productivo y a realizar el trabajo de manera más eficiente.  Hay momentos en los que la ansiedad más que resultarnos útil se convierte en un obstáculo para llevar una vida normal. Esto ocurre cuando aparecen síntomas de ansiedad sin motivos aparentes, o bien, que el nivel de ansiedad ante un acontecimiento es totalmente desproporcionado respecto al peligro real que supone.

 

SINTOMAS Y SEÑALES

Los signos y síntomas de la ansiedad más comunes incluyen los siguientes:

  • Sensación de nerviosismo, agitación o tensión
  • Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Respiración acelerada (hiperventilación)
  • Sudoración
  • Temblores
  • Sensación de debilidad o cansancio
  • Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual
  • Tener problemas para conciliar el sueño
  • Padecer problemas gastrointestinales (GI)
  • Tener dificultades para controlar las preocupaciones
  • Tener la necesidad de evitar las situaciones que generan ansiedad

 

TIPOS:

Existen varios tipos de trastornos de ansiedad:

  • La agorafobia.

Es un tipo de trastorno de ansiedad en el que temes a lugares y situaciones que pueden causarte pánico o hacerte sentir atrapado, indefenso o avergonzado y a menudo intentas evitarlos.

 

  • El trastorno de ansiedad debido a una enfermedad.

Incluye síntomas de ansiedad o pánico intensos que son directamente causados por un problema de salud físico.

 

  • El trastorno de ansiedad generalizada.

Se caracteriza por una ansiedad y una preocupación persistentes y excesivas por actividades o eventos, incluso asuntos comunes de rutina. La preocupación es desproporcionada con respecto a la situación actual, es difícil de controlar y afecta la forma en que te sientes físicamente. A menudo sucede junto con otros trastornos de ansiedad o con la depresión.

 

  • El trastorno de pánico.

Implica episodios repetidos de sensaciones repentinas de ansiedad y miedo o terror intensos que alcanzan un nivel máximo en minutos (ataques de pánico). Puedes tener sensaciones de una catástrofe inminente, dificultad para respirar, dolor en el pecho o latidos rápidos, fuertes o como aleteos (palpitaciones cardíacas). Estos ataques de pánico pueden provocar que a la persona le preocupe que sucedan de nuevo o que evite situaciones en las que han sucedido.

 

  • El mutismo selectivo.

Es una incapacidad constante que tienen los niños para hablar en ciertas situaciones, como en la escuela, incluso cuando pueden hablar en otras situaciones, como en el hogar con miembros cercanos de la familia. Esto puede afectar el desempeño en la escuela, el trabajo o en la sociedad.

 

  • El trastorno de ansiedad por separación.

Es un trastorno de la niñez que se caracteriza por una ansiedad que es excesiva para el nivel de desarrollo del niño y que se relaciona con la separación de los padres u otras personas que cumplen una función paternal.

 

El trastorno de ansiedad social (fobia social) implica altos niveles de ansiedad, miedo o rechazo a situaciones sociales debido a sentimientos de vergüenza, inseguridad y preocupación por ser juzgado o percibido de manera negativa por otras personas.

 

 

 

 

  • Las fobias específicas.

Se caracterizan por una notable ansiedad cuando la persona se ve expuesta a un objeto o situación específicos, y un deseo por evitarlos. En algunas personas, las fobias provocan ataques de pánico.

 

  • El trastorno de ansiedad inducido por sustancias.

se caracteriza por síntomas de ansiedad o pánico intensos que son el resultado directo del uso indebido de drogas, como tomar medicamentos, estar expuesto a una sustancia tóxica o tener abstinencia a causa de las drogas.

 

  • Otro trastorno de ansiedad específico y no específico

Es un término para la ansiedad y las fobias que no cumplen con los criterios exactos para algún otro trastorno de ansiedad pero que son lo suficientemente relevantes para ser alarmantes y perturbadores.

 

CAUSAS

No está del todo claro cuáles son las causas de los trastornos de ansiedad. Ciertas experiencias de vida, como acontecimientos traumáticos, parecen provocar los trastornos de ansiedad en personas que ya son propensas a la ansiedad. Los rasgos heredados también pueden ser un factor.

 

Algunos ejemplos de problemas médicos que pueden estar relacionados con la ansiedad incluyen los siguientes:

                Primarios:

  • Enfermedad cardíaca
  • Diabetes
  • Problemas de tiroides, como el hipertiroidismo
  • Trastornos respiratorios, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o el asma
  • Uso inadecuado de sustancias o abstinencia
  • Abstinencia del alcohol, de medicamentos contra la ansiedad (benzodiazepinas) o de otros medicamentos
  • Dolor crónico o síndrome de intestino irritable
  • Tumores poco frecuentes que producen hormonas de reacción de “luchar o huir”

 

Secundarios:

  • Si no tienes parientes consanguíneos (como padres o hermanos) que tengan trastornos de ansiedad
  • Si no tuviste un trastorno de ansiedad en la infancia
  • Si no evitas ciertas cosas o situaciones a causa de la ansiedad
  • Si la ansiedad se presenta de forma repentina sin estar relacionada con los eventos de la vida o si no tienes antecedentes de ansiedad

 

PREVENCION:

No es posible prever con certeza qué causa que una persona presente un trastorno de ansiedad, pero puedes tomar medidas para reducir el impacto de los síntomas si te sientes ansioso:

  • Pide ayuda enseguida. La ansiedad, como muchos otros trastornos mentales, puede ser más difícil de tratar si te demoras.
  • Mantente activo. Participa en actividades que disfrutes y que te hagan sentir bien contigo mismo. Disfruta la interacción social y tus afectos, que pueden aliviar tus preocupaciones.
  • Evita el consumo de alcohol o drogas. El consumo de alcohol y drogas puede provocar ansiedad o empeorarla. Si eres adicto a cualquiera de estas sustancias, la idea de dejar de consumir puede hacerte sentir ansioso. Si no puedes dejar de consumir por tu cuenta, consulta con tu médico o busca un grupo de apoyo para que te ayuden.

 

COMO CURAR O SOLUCIONAR

Sigue con tu proceso de sanación, el cual ha de incluir lo siguiente:

  • Recuperar la salud de tu cuerpo: equilibrio hormonal, alimentación nutritiva, ejercicio regular
  • Evaluar tus creencias y modificar las que no te ayudan y no son verdad
  • Aprender a relajar tu cuerpo y tu mente
  • Liberarte de la codependencia o falta de libertad en tu vida
  • Ser responsable de tus sentimientos, decisiones o acciones
  • Hacer lo que te gusta y dejar de hacer lo que no te gusta
  • Tener un trabajo que te llene y te de valor
  • Afianzar tu autoestima y confianza en ti mismo
  • Perdonar y sanar tus relaciones
  • Aprender a reconocer tus emociones y expresarlas en tiempo
  • Mostrar tu autenticidad

 

A continuación, algunas técnicas para combatir la ansiedad:

  • La respiración diafragmática:

Hablamos de respiración diafragmática o abdominal cuando el movimiento muscular implicado en el acto de respirar se centra en la zona baja de los pulmones, es decir, en la zona diafragmática.

 

  • La relajación muscular progresiva:

Existen varias técnicas para eliminar la ansiedad excesiva que puedes experimentar en determinados momentos y es eficaz para eliminar la tensión muscular que es uno de los síntomas de ansiedad. Esta técnica fue desarrollada por el psiquiatra Edmund Jacobson.

 

  • La relajación autógena:

También conocida como entrenamiento autógeno, fue desarrollada por el psiquiatra Johannes Heinrich Schultz.

Esta técnica consiste en producir cambios fisiológicos en nuestro cuerpo a voluntad a través del entrenamiento de nuestra mente para experimentar relajación y aliviar la ansiedad.

 

  • La respiración alterna:

La respiración alterna, también conocida como Anuloma Viloma, proviene del Yoga y existen artículos científicos que sugieren que es eficaz para manejar la ansiedad y mejorar la memoria verbal y espacial.

 

 

DIFERENCIA ENTRE MIEDO Y ANSIEDAD:

  • Miedo:

más concreto, centrado en el presente y con una respuesta simple al estímulo que lo provoca.

 

  • Ansiedad:

más subjetiva, centrado casi siempre en algo por llegar que se percibe como una amenaza, pero no se sabe definir. Está más orientada, pues, al futuro y a la necesidad de predecir y controlar los acontecimientos. Es, por tanto, una respuesta más compleja a algo más complejo.

Facebook Comments